Los vinilos no necesitan ninguna homologación o trámite. Al tratarse de adhesivo removible no hay que cambiar ningún dato del vehículo, ya que no es un cambió permanente en las características del vehículo original.