El vinilo protege el vehículo o moto de pequeños arañazos o ralladuras. En caso de que suceda se puede retirar el trozo de vinilo de la pieza afectada y sustituirlo por una nueva. Se puede sustituir únicamente la pieza que necesitemos sin tener que cambiar todo el vinilo.